Páginas

viernes, 27 de diciembre de 2013

Merry Christmas y'all!

Me hubiera gustado felicitaros las fiestas a tiempo y como es debido, pero el ordenador quiso dejarme durante algunos días y pasar la Nochebuena con el técnico. Afortunadamente, ya está de vuelta y goza de muy buena salud. Y como no me han llegado a "dar las uvas", aprovecho para desearos una felicísima Navidad con ayuda de una de mis parejas favoritas: Alain Delon y Romy Schneider. 


Poner el árbol, montar el belén, sacar los adornos, decorar la casa... 
No significa nada si no lo hacemos en buena compañía. Sin alguien que nos ayude, alguien a quien enseñar cómo hacerlo, alguien de quien aprender, alguien con quien reír... quizás podamos tener una casa propia de un catálogo de decoración, cuidada hasta el último detalle, pero tan fría como la página de una revista. Tal vez la Navidad no resida en el árbol más alto, las figuras de Nacimiento de mayor calidad o las luces más brillantes. La Navidad quizás resida en colocar el espumillón entre dos o en ese spiderman de juguete colocado al lado del Niño Jesús por el más pequeño de la casa. 


Y comprar. 
Comprar el cordero, comprar el turrón, comprar el detallito, comprar el regalo... 
Comprar, comprar, comprar, gastar, gastar, gastar. 

¿Qué necesidad hay de despilfarrar para disfrutar de una buena comida? 
Tal vez el secreto no esté en la cantidad, ni siquiera en la excelentísima calidad. 
Compartir la mesa con alguien que haga de cualquier plato un manjar con tan sólo su compañía, quizás sea ese el secreto. Alguien que nos haga reír si la cena se nos quema o nos haga sentir bien solamente con estar cerca de nosotros. Alguien así. 


¡Y la carta a los Reyes Magos!
La tecnología más puntera, el bolso más caro, el juguete más interactivo... 
Y la decepción de no conseguirlo o la decepción del regalo meses más tarde cuando ya forma parte del baúl de lo logrado. El llamado "Espíritu de la Navidad" no creo que resida en unos zapatos, tampoco en un smartphone (por mucho que se empeñen algunos publicistas). Busquémoslo en los detalles, en los gestos más sencillos, en un reencuentro o en los ojos de un niño en una cabalgata de Reyes. Son lugares que jamás darán cabida a la decepción. 


Disfrutad de los últimos días de 2013 y la llegada de 2014 en buena compañía, 
rodeados de esas personas con quienes cobra sentido la Navidad.
Felices Fiestas

6 comentarios:

  1. Si te sirve de consuelo, yo tampoco he felicitado la navidad desde mi blog (pero iba de camino y me quede a leerte), espero que pases un buen fin de año. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Nunca es tarde si el propósito es bueno!
      Felicísimo y extraordinario 2014 para tí también, querida.

      Saludos de Una Pin Up Frustrada,
      Helena Drive

      Eliminar
  2. Però que bonita pareja formaban los dos , una de las mas inolvidables...siempre recuerdo a Romy Schneider con mucha ternura, que bellezon de mujer y que maravillosa actriz!Y el ...bueno...guapo pa' morirse!Felices fiestas de todo corazon!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Alain, Alain... ¡Qué hombre!
      Nunca entenderé por qué dejo a Romy, ¡con lo buena pareja que hacían los dos!

      Feliz Año Nuevo para ti también, querida. Disfruta de lo poquito que queda de 2013... ¡y de todo el 2014 que nos llega nuevecito y por estrenar!

      Saludos de Una Pin Up Frustrada,
      Helena Drive

      Eliminar
  3. A mí también me encanta esta pareja. Eran muy dulces los dos. Creo que Romy se suicidó porque perdió al bebé en un accidente doméstico. Aunque tampoco estoy segura de que se suicidara... Y Alain, un bellezón pero de verdad.
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente su hijo (David) murió a los 14 años, trepando la reja de su casa. Lamentablemente, resbaló, quedando atravesado. Después de aquello, Rommy quedó profundamente deprimida y jamás llegó a recuperarse de aquel golpe. No se sabe de que murió ella, ya que no se le realizó la autopsia. Pero dada a la bebida como era después de aquel episodio y teniendo en cuenta su depresión, no es de extrañar que pudiera tratarse de un suicidio.

      Saludos de Una Pin Up Frustrada,
      Helena Drive

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...