Páginas

martes, 22 de abril de 2014

En busca del libro perfecto

Ya sea de miedo, de risa, de ciencia ficción o amor apasionado, un libro siempre tendrá un valor incalculable. Más aún si es un regalo de alguien especial. Más aún si tiene una dedicatoria (chiquitita o gigantona) en la primera página. Mucho más aún si viene acompañado de una rosa roja celebrando el 23 de abril. 

La diada de Sant Jordi, el día de San Jorge, está a la vuelta de la esquina. 
¡Un día que nos da muchos motivos para tenerlo bien señalado en el calendario! 
Y es que no todos los días se mata a un dragón y se salva a una princesa (que se lo digan a San Jorge), ni dos grandes escritores como Shakespeare y Cervantes se ponen de acuerdo para morir en la misma fecha. Por esta razón, se regala una rosa, recordando a la que brotó de la sangre del dragón que mató San Jorge (según cuenta la leyenda), y un libro, en memoria de los dos grandes genios de la literatura universal. Todo un detalle, ¿verdad?

 En teoría, los hombres regalan una rosa a las mujeres (tal y como hizo San Jorge regalándole una rosa a la princesa que acababa de rescatar) y ellas les premian con un libro. "En teoría". Porque hoy en día no sólo se regalan libros sin discrepancias de sexo, sino que también se regalan rosas a los hombres. Al menos yo lo hago. ¿Por qué? No sé. 
Yo también maté un dragón en su día, supongo.  


Si eres de los despistados que no recordaban que el día del libro estuviera tan cerca, si por el contrario eres de los que llevan días dándole vueltas a la cabeza buscando el título perfecto sin encontrarlo o si eres de los que piensa que todos los días son buenos para regalar libros, estás de enhorabuena. Y si no te has decidido nunca por celebrar este día con un libro y una rosa... también. Este año puedes unirte a la diada de Sant Jordi por todo lo alto con esta pequeña selección de libros molones; siete títulos con saborcito vintage que pueden sacarte de un apuro el 23, convertirse en tu compañero de bolsillo los días del año que prefieras o, por qué no, ambas cosas a la vez. ¿Empezamos?


Criadas y Señoras
Katheryn Stockett

Sin duda alguna, uno de los mejores libros que he tenido el placer de leer en mucho tiempo. 
Una delicia que sin duda merece ser el número uno en esta lista de recomendaciones. 

Mississippi, 1962. Entre las comodidades y novedades que trae la década de los sesenta, persiste el lastre de la segregación racial en la sociedad norteamericana. Los lavabos, autobuses y hospitales siguen haciendo distinción entre unos y otros y las señoras blancas se ocupan de elegir electrodomésticos y vestidos a la última mientras dejan a sus hijos y sus hogares al cuidado de criadas negras. Hasta que alguien se atreve a cuestionar las reglas y busca la manera de cambiar las cosas... asumiendo las consecuencias. 

"Criadas y Señoras" es una maravilla repleta de personajes de los que es imposible no enamorarse. Comedia y drama se encuentran en un entramado de historias que te tendrá enganchado desde la primera hasta la última página. Un acierto en mayúsculas. Palabra.


Una tienda en París
Màxim Huerta

Dejamos a un lado Estados Unidos para irnos a otro país: Francia. 
Máxim Huerta nos traslada a París en compañía de Teresa, una joven dispuesta a cambiar de vida y dejar Madrid por París movida por un cartel antiguo. La curiosidad y el destino hacen que una vez allí descubra la historia de Alice Humbert, la antigua propietaria de una tienda de la que ahora se hace cargo ella. Poco a poco vamos conociendo la vida de esta misteriosa mujer, sus entresijos en el revoltoso París de los años veinte, sus pasiones y vivencias con personajes tan relevantes como Coco Chanel. Dos historias, dos mujeres separadas en el tiempo que tienen mucho más en común que una simple tienda en París. 
Un pequeño tesoro hecho novela digno de un hueco de honor en tu estantería. 

Una pasión vintage 
Isabel Wolff 

¿Qué os parecería montar una tienda de ropa y accesorios vintage? Suena bien, ¿verdad? Pues eso es lo que hace la protagonista de "Una pasión vintage", Phoebe, una joven de 33 años que decide dejar su trabajo y montar una tienda vintage en un suburbio de Londres. Un buen día se cruza en su camino una anciana francesa dispuesta a desprenderse de su fabulosa colección de vestidos... a excepción de un abrigo de niña azul. A partir de esta prenda, comienza una historia de recuerdos que nos trasladan a la Segunda Guerra Mundial. Sin duda, una novela con muchos ingredientes para sorprenderte.



Retratos y encuentros
Gay Talese

No conozco a nadie que lleve el sombrero con tanta elegancia, a nadie que vista con tanta clase en los tiempos que corren. Quizás tenga algo que ver que su padre fuera sastre, quizás sean sus orígenes italianos. Quizás que él sea el periodista al que más envidio. Gay Tales es uno de los supervivientes de la era dorada del periodismo, uno de los pocos que aún puede contar cómo se las gastaba Sinatra durante sus grabaciones o las manías de Muhammad Alí antes de entrar al ring. "Retratos y encuentros" es una recopilación de algunos de los mejores artículos y perfiles del periodista. Encuentros con personajes como Joe Dimaggio, Kennedy, Peter O'Toole entre otros que nos desvelan facetas que jamás conoceríamos de no ser por Talese. Un imprescindible delicioso de uno de los grandes de la profesión.  

Desayuno en Tiffany's
Truman Capote

Todos hemos visto a esa Audrey inmortal de moño alto, perlas y vestido negro ajustado. Pero pocos conocen realmente a la verdadera Holly Golightly que un día imaginó Truman Capote. Quizás vaya siendo hora de hacer presentaciones formales con la maravilla que inspiró la película. Por muchas veces que hayas visto la versión de Hollywood, te aseguro que el libro logrará sorprenderte con creces. Y no temas, también hay un gato en la novela.



Y para terminar, dos grandes mujeres.

El diario de Frida Kahlo, un íntimo autorretrato 
Introducción de Carlos Fuentes

Frida Kahlo es una de las mujeres a las que más admiro, una inagotable fuente de inspiración para mí. La artista plasmó sus pasiones y su dolor en un diario, espejo de los fantasmas que la visitaban en su cama y allá a donde fuera. Dibujos y palabras, trocitos de la artista que se suceden en estas páginas, adentrándonos en una Frida que sufrió, amó y vivió la vida de manera intensa a pesar de lo corta y cruel que fue con ella. 

Fragmentos
 Marilyn Monroe / Prólogo de Antonio Tabucchi

Más allá del vestido blanco que ondeaba vaporoso bajo el cielo de Nueva York. Más allá del contoneo de esa corista con ukelele que hacía reír con Jack Lemmon y Tony Curtis. Más allá de los Kenney, de Joe Dimaggio, de todos. Más allá de Hollywood. Fuera de todo aquello, a lo lejos, ni siquiera estaba Marilyn. Lo poco que quedaba una vez se llamó Norma Jean. Una mujer repleta de miedos, de soledad, que buscaba encontrarse en libretas y divanes de psicoanalistas. Sus reflexiones, anotaciones, conclusiones e incluso dotes para la poesía, quedaron  plasmadas en viejos cuadernos que han salido a la luz hace algunos años. Gracias a la publicación de "Fragmentos" tenemos la posibilidad de conocer el lado más íntimo de Marilyn. Ya ni siquiera sus miedos e intimidades han quedado a salvo del público. 



Desde novelas a prácticamente autobiografías. 
Espero que esta pequeña lista te haya dado algunas ideas para regalar en el Día Internacional del Libro o para disfrutar cualquier otro día del año.
De la rosa, te encargas tú. 

sábado, 19 de abril de 2014

Spring inspiration: Candy Crush Vintage!

¿A qué te están sabiendo estas vacaciones de Semana Santa? 
A mí a torrijas (demasiadas torrijas), paseitos entre pasos con Mr Buttercup y más de cinco horas de sueño. Se agradecen días así y con un cielo tan bonito como el de hoy, más todavía. ¡Por fin ha llegado el buen tiempo! 


Con la Semana Santa nuestro armario pide a gritos un cambio de rumbo, ¡es hora de reemplazar la ropa de invierno por prendas más fresquitas! Faldas, blusas y vestiditos vuelven a la carga con el solecito, y con ellos las sandalias, cuñas y las eternas manoletinas. Si estás pensando en renovar tu armario con una tarde de compras, aquí tienes una buena dosis de inspiración: un trocito de la colección primavera - verano de Lena Hoschek. Tonos pastel, estampados florales y de cuadros son los reyes de la pista en esta estación, todo ello con saborcito sixties para la diseñadora alemana. 
¡Echa un vistazo e inspírate!


¿Eres más de melenita midi o de melena extra larga para hacer buenos recogidos? 
Yo ya estoy pensando en mi próxima visita a la peluquería...




La primavera pide dulcificar los rostros con tonos pastel.
Personalmente, me encantan los tonos coral tanto para blush como para los labios.




¡Ojo! Los zapatos de salón con puntita afilada vuelven esta temporada, 
¡así que no dudes en rescatarlos del fondo del armario! 


¿Qué te han parecido estas pildoritas primaverales? 
¡Espero sirvan de algo a la hora de coger ideas para esta nueva temporada!
Para terminar, te dejo una playlist hecha con todo mi cariño y apta para alérgicos al polen.
¡Buen provecho y feliz Semana Santa!


domingo, 6 de abril de 2014

Tarde cien por cien vintage

Ayer Mr. Buttercup y yo pasamos el día en Madrid. Sabiendo que en el número 10 de la calle Fernando VI había un mercado vintage, no dudamos en echar un vistazo al final de la tarde. 
Y así, terminamos volviéndonos locos en 100% Puro Market. 


Situado en una antigua fábrica de carruajes, este mercado hacía gala de ropa, accesorios, zapatos, objetos, muebles, elementos de decoración vintage... ¡todo con permiso de regateo! Yo caí rendida ante estos guantes de conducir (40 €) y la verdad es que me arrepiento un poquito de no haberme vuelto con ellos a casa. ¡Pero la vida sigue!


Había ropita vintage y retro para todos los gustos. ¡La mayoría de los tejidos eran increíbles! Mr. Buttercup tuvo un flechazo con un maravilloso pañuelo de seda de tonos verdes que al final se vino a casa con nosotros por tan solo 10 €. Muy bueno y ¡muy barato!




100% Puro Market ha estado abierto desde el 3 de abril hasta hoy domingo día 6. Por lo visto, tal ha sido la acogida que los dueños de los expositores están deseando repetir... ¡la semana que viene! Así que aquellos que no hayan podido pasarse esta semana, tendrán una oportunidad el fin de semana que viene. La única condición a los dueños de los puestos ha sido que traigan género distinto al de esta ocasión. Mismo sitio, ¡más cosas! ¿Repetimos?


En colaboración con Cáritas, 100% Puro Market ha mantenido una recogida de alimentos durante los cuatro días de jornada que ha permanecido abierto. Un gesto solidario que invita a que no nos olvidemos de aquellos que están pasando un mal momento con una pequeña aportación que significa mucho para otras personas. Y es que hay algo mejor que una tarde de compritas vintage: unas compritas vintage con un toque de solidaridad.

domingo, 30 de marzo de 2014

Spring Inspiration: Primavera de altos vuelos

¡Por fin estoy de vuelta! Llevo demasiado sin dar señales de vida, lo sé, lo sé... pero desde que retomé mi vida de becaria (milagrosamente remunerada) en una agencia de comunicación, pocos ratitos libres me quedan para dedicarle a este diario. ¡Pocos pero intensos! Y es que mientras sigáis con una pizca de interés por este blog, aquí seguiré.

Aunque el Invierno aún se resiste a marcharse, lo cierto es que la Primavera ya está aquí. Solecito, parques floridos, alergias... ¡y manga corta! Ya va siendo hora de cambiar el chip e ir pensando en sacar algo de ropa para el buen tiempo que se avecina. Con esa idea, he pensado dedicar este post a daros algunas ideas para conseguir un outfit retro perfecto para días de diario. Ya sea para ir a clase, al trabajo o a sacar al perro.

Alguna vez he oído a alguien decir "Qué pereza eso del estilo pin-up, ¿no? Tener que ir tan arreglada y en tacones a todas partes..." Bueno, creo que quien opine así es porque tiene un concepto demasiado estereotipado de lo que llaman estilo "pin-up" (siempre he preferido llamarlo estilo retro o de inspiración vintage). No nos equivoquemos. Marilyn Monroe no salía siempre de su casa montada en unos tacones y con una permanente perfecta. Tampoco es necesario ir a todas partes de punta en blanco. ¿Qué sería de las ocasiones especiales, de los fines de semana, de las cenas románticas, de las fiestas... si siempre fuéramos vestidos como para ir a un estreno? ¡Hay que relajarse un poco! Para esos días de diario en los que queremos ir cómodas sin renunciar al estilo, os propongo esta suma tan facilona: 
Camiseta básica + Falda
Sí, sí. Camiseta básica. Esa camiseta blanca o negra tan sencilla, tan simple y tan barata. Esa tan insulsa. Prueba a combinarla con una falda colorida y conseguirás resultados maravillosos. A Dita Von Teese le encanta, ¿necesitas pruebas para creerlo? 
¡Échale un vistazo a estos ejemplos de street style de la diva e inspírate! 


Manoletinas y un bolso de mimbre la mar de mono completan el outfit. 
Dita no duda en rematar con carmín rojo, pero puedes probar con unos labios nude.
¿El peinado? Nada demasiado elaborado: 
Una cola lateral o el pelo suelto con raya a un lado y puntas onduladas. ¡Listo! 


Una básica negra y un sinfín de estampados en la falda (nada de faldas demasiado cortas, ¡no queremos estar dando tirones, pendientes de si enseñamos o no enseñamos todo el día!)
Para el calzado, unas cuñas pueden ser otra gran opción.
¡Son comodísimas!


En caso de que la falda sea lisa, podemos tomarnos más licencias con la parte de arriba. 
¡Invertimos los papeles! 
Podemos utilizar alguna camiseta básica de lunares o de un color chillón, 
o bien una blusa estampada o con algún accesorio colorido. 


¿Qué te ha parecido la combinación?
Recuerda que lo más importante es que te sientas cómoda. 
¿De qué sirve llevar unos zapatos preciosos si a los 2 minutos vas a parecer Bambi? 
La elegancia y la naturalidad van de la mano.


sábado, 8 de marzo de 2014

Vintage inspiration: Twist and glam!

Hace muy poquito, publiqué mi primer outfit post en este diario. Alguien me preguntó cómo había hecho el recogido que llevaba en las fotos y me animó a hacer un pequeño tutorial. ¡Pues aquí está! La verdad es que este recogido retro es muy facilón, perfecto para días de diario en los que no queremos tardar una vida peinándonos. Para hacerlo solamente necesitaremos un peine, una goma del pelo diminuta, horquillas y laca. 


Lo primero que debemos hacer es cepillar bien el pelo y dividirlo en dos, 
trazando una raya a un lado. 


Una vez dibujada, comenzamos a enrollar el cabello a partir de la línea que hemos trazado hacia la oreja. Para ello, cogemos un mechón pequeñito y lo llevamos hacia atrás, metiéndolo hacia dentro, como si estuviéramos haciendo un rollito. 


Y así, contínuamente, hasta llegar a la altura de la nuca. 
Es muy importante apretar bien el cabello para que no quede suelto. 


Con ayuda de un par de horquillas, sellamos el final de nuestro rollito. Si queremos, también podemos colocar alguna a lo largo del enroscado para fijar alguna parte de la que veamos pueda escaparse algún mechoncito bebé (sobretodo en caso de tener flequillo). 


El siguiente paso es hacer lo mismo con el otro lateral. Vamos enrollando nuestro cabello hasta llegar a la nuca, para fijarlo con ayuda de un par de horquillas... ¡y listo! 

Podemos ondular el resto, sellar con laca y concluir así el peinado. También podemos continuar haciendo una coleta, un moño bajo o el siguiente recogido que os propongo... 


Hacemos una trenza (no hace falta que sea perfecta ni mucho menos) y apuramos hasta el final del cabo para atarla. Para ello, utilizaremos una de esas gomas chiquititas que se utilizan para las típicas trencitas de playa (podéis encontrarlas en cualquier Todo a Cien). 


Una vez atada, ensanchamos con ayuda de los dedos algunas partes de la trenza para darle algo más de volumen y la dividimos en dos llevando la parte de abajo hacia atrás. Ahora solamente tendremos que remeter la punta de nuestra trenza en el principio de la misma y sujetarla con ayuda de un par de horquillas. 


De nuevo, cogemos el final de la trenza que nos ha quedado y lo colocamos hacia atrás, fijándolo con ayuda de horquillas. Podemos acomodarlo como más nos guste. 


 Ahora sí, solamente tendremos que dar un poco de laca...


Éste es el resultado. 
Sencillo, rápido y la mar de cómodo. 
¿Os animáis a probarlo? 


miércoles, 26 de febrero de 2014

Vintage inspiration: ¡Carnaval, carnaval!

Este año febrero comienza con exámenes... ¡pero termina con Carnavales! Muchos apuran hasta el último momento para preparar sus disfraces e irremediablemente les acaba pillando el toro. Para todos aquellos rezagados, hartos de darle vueltas a la cabeza en busca del disfraz perfecto, aquí dejo tres ideas de inspiración vintage la mar de socorridas. ¿Empezamos?


Mi primera propuesta es Carmen Miranda, la inigualable y picarona bomba brasileña. La actriz y cantante de samba en la década de los cuarenta, ha pasado a la historia por sus tocados frutales y su belleza tropical. Sin duda es una idea repleta de color y algo estrambótica, fantástica para los más atrevidos. Pero, ¿cuáles son las claves del disfraz?


Lo más importante es el tocado. 
Para hacerlo de una manera sencilla, necesitarems un pañuelo de un tamaño generoso 
(que nos permita hacer un turbante) y frutas o flores tropicales de plástico. 

Primero peinamos el pelo bien tirante y hacemos un moño (que no abulte demasiado) pegado a la cabeza. Después hacemos el turbante con el pañuelo (de la misma forma que lo hacemos al salir de la ducha pero anudando bien los cabos). Una vez bien asegurado con horquillas, engarzamos nuestras frutas y flores sobre el nudo superior y... voilá! 

En cuanto al atuendo, nos valdrá un vestido sencillo colorido o bien una falda larga y una camiseta de cuello de barco de colores vivos. Del resto se encargarán los complementos

Abusad sobremanera de los collares, que sean de todos los tamaños y colores, no escatiméis en ellos. Lo mismo os recomiendo con las pulseras. Haceros con brazaletes y pulseras de colores y decorad ambas muñecas. En cuanto a los pendientes, si llevan motivos frutales mejor que mejor. Si no, siempre podemos echar manos de unos aros bien grandotes.

Por último... ¡el maquillaje!
Carmen Miranda tenía unas cejas preciosas, curvas, finas y alargadas. Ayudaros de un lápiz y darle formas a las vuestras de manera que consigan asemejarse un poco a las de ella. En cuanto a los ojos, sombras algo vivarachas y un eyeliner muy discreto que deje protagonismo a las pestañas (no dudéis en ayudaros de las postizas si lo creéis necesario).
Los labios, tan característicos de la cantante, deben ir en rojo vivo. 

¡OJO! Colocaros la ropa y los accesorios antes de nada, maquillaros después y por último poneos manos a la obra con el tocado. De hacerlo en otro orden... 
¡puede que tengáis algún que otro contratiempo!


¿Quién no querría ser por un día la diseñadora más afamada de todos los tiempos? 
Coco Chanel, puro carácter y elegancia, es la segunda propuesta que os traigo. Con muy poco podemos caracterizarnos del mito de la moda, veamos qué es lo que necesitamos...


"Menos es más"
Con estas tres palabras resumía Coco su nueva propuesta para vestir a la mujer. Líneas rectas, prendas sencillas y el blanco y negro como emperadores de su firma. Es por esto que no necesitaremos molernos mucho la sesera con el atuendo: vestido o falda y jersey de color negro. Añadiremos unos cuantos collares de perlas de varios tamaños y algún detalle que nos recuerde como sastre, como unas tijeras pequeñas colgadas al cuello o una cinta métrica. 

Si tenéis algún sombrero elegante de color negro por casa podéis añadirlo a vuestro disfraz, pero no es indispensable. Aquellas que tengáis el pelo largo, podéis haceros algunas suaves ondas al agua y recoger vuestra melena a lo largo de la nuca. Las que tengáis el pelo corto... ¡estáis de enhorabuena! tan sólo tendréis que ondularlo como ella. 


En cuanto al maquillaje, afilaremos las cejas y las alargaremos con ayuda de un lápiz. Los ojos, algo ahumados, no están delineados pero si que cuentan con una buena capa de rimmel. Los labios de un rojo vino dan el toque de color, son la guinda atuendo. 

Por último, recordar que Chanel era una fumadora empedernida. 
Pocas fotografías se conservan de ella en las que no aparezca con tabaco en la boca...  
¡Así que no os olvidéis de completar vuestro disfraz con un cigarrillo!

PD: Podéis comprar una bolsa cuadrada de asas de cordón negra en cualquier Todo a Cien. En un folio, dibujar las dos simbólicas C cruzadas de la casa Chanel, recortarlas y pegarlas sobre la bolsa negra. ¡Con este guiño el disfraz no dará lugar a dudas!


 Hace un par de años, Halloween me pilló algo desprevenida. Sin embargo, a última hora se me ocurrió salvar la noche disfrazándome de Amelia Earhart, uno de los grandes mitos de la aviación. Con cosas que saqué del armario y un maquillaje algo sangriento acorde al trágico final de Amelia, conseguí un disfraz muy apañado. Quitando la sangre y las cicatrices... ¡esta idea puede servir perfectamente para rememorar a la piloto en Carnaval!


"Las mujeres conducen mejor que los hombres"
Adelantada a su época, valiente y aventurera, Amelia Earhart es una de las figuras más recordadas en el mundo de la aviación... ¡y del feminismo! "De vez en cuando las mujeres deben hacer por sí mismas lo que los hombres ya han hecho -y en ocasiones lo que los hombres no han hecho- realizándose así como personas, y tal vez alentando a otras mujeres hacia una mayor independencia de pensamiento y acción", llegó a decir. 

Después de sorprender con sus grandes marcas en los años 30, decidió emprender su último gran reto: dar la vuelta al mundo sobrevolando la línea del ecuador. Lamentablemente desapareció sobre el océano Pacífico, en la recta final de su viaje. Ahí nació la leyenda.

Para emprender el vuelo como Amelia Earhart necesitaremos: Una camisa con cuello clásico, un jersey (opcional), una zamarra (o cazadora marrón), unos pantalones (o leggins) de color tierra, un pañuelo o bufanda blanca, unas botas altas y unas gafas de aviador. ¡Listo!



En cuanto al maquillaje, la verdad es que en las alturas Amelia no se preocupaba demasiado de llevar los labios bien pintados (lo que sí es cierto es que procuraba llevar un corrector para pecas). Así que optaremos por un maquillaje muy natural, con algún toque rosado. Podremos broncear un poco la nariz y las mejillas con colorete para simular que nos hemos quemado de tantas horas que pasamos en la cabina de nuestro avión. 

PD: Para completar nuestro disfraz, podemos hacernos con una mochila de piel marrón y llenarla de mapas enrollados, una cantimplora, una brújula o, por qué no, un buen GPS. 


¡Y esto ha sido todo!
 Ya sea como la reina de la samba brasileña, de la alta costura o de los altos vuelos, 
espero que disfrutéis del Carnaval y que las excusas no os puedan a la hora de disfrazaros. ¡Larga vida a los Carnavales!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...