Páginas

sábado, 26 de octubre de 2013

Un paseo por la Feria Moda Vintage (Chamartín)

Hace justo una semanita, me dejé caer con Mr. Buttercup por la Feria Moda Vintage para echar un vistacillo y poder contaros con pelos y señales todo lo que había a aquellos que no pudisteis ir. La feria se alargaba por toda una galería repleta de puestos dedicados a piezas de todas las décadas. Encontramos vinilos, libros, revistas, tocados, bisutería, complementos, zapatos, peletería, ropa, algún que otro mueble, rarezas... Gran parte de la feria podríamos resumirla en "bueno, bonito... y caro". Sin embargo, había verdaderas maravillas no tan caras por las que merecía la pena rascarse un poco el bolsillo. 




Aquella tarde, Mr. Buttercup y yo tuvimos el placer de descubrir pequeños tesoros. Como estas polveras en perfecto estado, de la década de los años veinte la de la izquierda (25 €) y de los años treinta las dos que aparecen en la foto de la derecha. 

Hoy en día, con las dispensadoras de polvos compactos de usar y tirar, se ha perdido el ritual de conservar y rellenar la polvera. Se ha convertido en la gran olvidada, una reliquia que da gusto tener en las manos aunque sólo sea por un momento. La polvera abierta de la derecha era de plata engarzada. La que está a su lado tenía los laterales de baquelita y contaba además con un dispensador de colorete... ¡Una monería!


Otro de los tesoros que descubrimos fueron estos guantes de piel de cabritilla y botones perla, fabricados allá por los años veinte en París. Este material era el más parecido a la lycra de la época, y permitía ajustarse a la mano como una segunda piel. 

Lo que más nos llamó la atención de este par de guantes era su tamaño: Los dedos eran alargados y finísimos, y la palma increíblemente estrecha. A pesar de ser muy flexibles, ¿quién sería capaz de meter ahí las manos? La señora del puesto nos explicó que muchos de estos guantes ni siquiera llegaban a ponerse, se llevaban sujetos. 
"Postureo" de la época, ¡en toda regla!



 También encontramos artículos de novia: Velos, tocados, complementos... ¡Todo! El vestido que aparece en la foto es de la década de los cincuenta y se vendía por 500 €. La cola era de quita y pon, se prendía del vestido con ayuda de unos pequeños broches. De esa forma podía utilizarse para otra ocasión si así lo quería su dueña. La mar de apañado, ¿verdad?


Bolsos, maletas, bisutería, broches... ¡Hasta una cartera de piel de avestruz de los principios de Loewe! Muchas de estas piezas y prendas se adquieren en otros países de Europa y recorren ferias y mercadillos dedicados al vintage por todo el continente. Nada tiene que ver el apego por las antigüedades y este tipo de artículos en países como Alemania o Inglaterra con el que tenemos aquí, me dijo una dependienta. Aun así, espero que no se apague ese gustirrinín por lo vintage que, poco a poco, está despertando en nuestro país.


6 comentarios:

  1. Es que en este país de mierda hay mucho moderno me parece a mí... O gente que tiene un gusto ridículo, es otra opción. O que yo hoy no tengo buen día, que también puede ser XD
    Lo que está claro es que pasearse por un mercadillo vintage de esta categoría, además de parecer un viaje en el tiempo, es una auténtica delicia.

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Querida! Te noto demasiado sulfurada. ¿Qué importa lo que hagan los demás? El estilo siempre debe ser algo propio, sin importar como sea el resto. Lo importante es sentirse bien con uno mismo.

      Saludos de Una Pin Up Frustrada,
      Helena Drive

      Eliminar
  2. Qué pasada! menudas preciosidades... Las polveras están muy bonitas y muy bien de precio, las comprasteis???
    El vestido de novia me parece súper auténtico muy , muy bien de precio (para lo que valen los vestidos ahora)
    Preciosas fotos!
    Besitos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me llevé ninguna, querida. Mis manitas de trapo son un verdadero peligro y me negaba a llevarme el sofocón partiendo alguna de estas preciosidades por torpona. El vestido era una auténtica maravilla, la verdad... ¡Lástima que sea demasiado joven para casarme! Un placer que te hayan gustado las fotos.

      Saludos de Una Pin Up Frustrada,
      Helena Drive

      Eliminar
  3. Madre mia que de tesoros!! En mi ciudad como mucho encontraras estampados horteras de los ochenta...porque las verdaderas reliquias cuestan un ojo de la cara y mitad del otro...aunque sea una chorradina vintage.

    Por cierto, muy bonitas las fotos.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de corazón que te hayan gustado, querida. En todos los mercadillos suelen aprovecharse engordando los precios, ¡hay que tener siempre mucho ojo con lo que se compra!

      Saludos de Una Pin Up Frustrada,
      Helena Drive

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...