Páginas

domingo, 9 de noviembre de 2014

Life lately

Solucionados los problemas técnicos que me han mantenido dos meses fuera de combate, por fin retomo el diario. En todo este tiempo me han pasado bastantes cosas, algunas interesantes otras no tanto. Así que, en primer lugar, vamos a ponernos al día de chismes. 
¡Seguro que tú también tienes novedades que contar!

Cappuccino frente al Duomo con Mr Buttercup  

En estas semanas que he estado ausente ha habido tiempo para todo, ¡también para viajar! 
Después de varios meses de espera, Mr. Buttercup y yo nos subimos a un avión dirección a Italia. Pasamos unos días en Florencia e hicimos una pequeña visita a la ciudad de Pisa. 
Un itinerario repleto de arte, paseos con acento italiano y helado, ¡mucho helado! 

Recortes de la décadas 40 y 50 en la Galleria del Costume (Florencia) 

Durante mi ausencia también ha habido tiempo para sacar la ropa de abrigo y prepararse para el frío. Los días de "veroño" terminaron y para acompañar el cambio de estación, decidí cortarme el pelo. Tras años indecisa y con la melena casi por la cintura, en un arrebato de atrevimiento al salir del trabajo decidí dar el tijeretazo. ¿El resultado? Una media melena que da bastante juego a la hora de peinar y no me disgusta en absoluto. Sin embargo he de confesar que, de vez en cuando, echo de menos un buen recogido...

A la vez que yo inauguraba el otoño con nuevo corte de pelo, el evento In Love Market inauguraba la temporada de mercados vintage para estos últimos meses del año. Desde el 16 de octubre hasta el 8 de diciembre (de jueves a domingo), expositores relacionados con la repostería y la moda vintage/retro se dan cita en el Palacio de Santa Bárbara (Madrid). Una oportunidad muy golosa para curiosear y buscar pequeños tesoros que no dejé pasar. 

Jugueteando con joyitas, tocados y accesorios de anhelo 

Desde cupcakes a bolsos Dior de los años 30. Se pueden encontrar monerías como polveras, broches y monederos de todas las décadas hasta abrigos y conjuntos. Salgas o no con los bolsillos vacíos y las manos llenas, los mercadillos como éste siempre son una buena excusa para dar un paseo por Madrid y disfrutar de una tarde diferente. ¿No crees?

Zapatitos y gorros de Adorable MissFontaine 

¡Y eso ha sido lo más destacable de estas semanas! 
Por lo demás, todo sigue más o menos igual que estaba antes de ausentarme, incluida mi vida de becaria frustrada. Aunque últimamente me está dando apetito de villancicos. No sé si será cosa del frío o de los adornos de Navidad, que por poco no se mezclan con los de Halloween... ¿No os da la sensación que cada año los colocan antes? 

2 comentarios:

  1. ¡Hola de nuevo Helena! Cómo se han echado de menos tus publicaciones de pin up frustrada... jeje. A mí me parece que cada año se pasa más rápido, y me asusta. Pero bueno, que no pare la fiesta XD
    Me encantan ese tipo de mercadillos vintage!! Tengo muchísimas ganas de ir a alguno, pero tengo asumido que tendrá que ser fuera de mi ciudad, porque aquí es imposible.
    Pues a mí en estos dos meses también me han pasado bastantes cosas, y que yo recuerde, ninguna mala! He empezado a vender cositas en un tienda física, y tengo la suerte de decir que cada semana vendo algo, así que estoy bastante contenta :D y a finales de septiembre fui a Madrid a una entrevista de trabajo con el diseñador Diego Estrada (no sé si te suena...). Al final no me contrataron, pero me gustó la experiencia de viajar a Madrid a lo loco sin saber lo que me encontraría, y visitar el taller de un diseñador de verdad. ¡Hay que sacar el lado bueno de las cosas!

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, yo también he cambiado de peinado con el otoño. Ahora llevo mi preciado flequillo "betty bangs" jejeje.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...